Dolor de espalda, un problema personal y social

Cuando nuestra espalda no tiene una movilidad y una funcionalidad favorable, además de las desagradables sensaciones que provocan estos dolores, nuestra vida diaria se ve enormemente afectada.

¿Crees que el dolor de espalda es un «mal menor»? Déjame que comparta algunos datos recientes, que reflejan la gran importancia que estas dolencias tienen en la vida de la población española.

  • Cerca de 17,5 millones de personas conviven en España con dolor (2019)
  • Las mujeres son las más afectadas con un 23,5% por dolor crónico cervical y un 21,5% por dolor crónico lumbar
  • El 80% de la población la padece lumbalgia en algún momento a lo largo de su vida
  • El 88% de los españoles cree que el dolor impacta en su bienestar general y reduce su calidad de vida
  • El coste económico del dolor crónico en España es de 15.000 millones de euros al año

¿No te resulta impresionante el alto porcentaje de la población que las padece, y la repercusión personal, social y económica que tiene?

Sin querer entrar en una visión clínica, me centraré únicamente en el aspecto funcional y en una actuación alternativa, que bajo mi punto de vista personal y profesional pueden ser de ayuda para cualquier persona.

Probablemente sabes de qué te estoy hablando cuando hablamos del dolor de espalda y la repercusión tan directa que tiene sobre el bienestar y la calidad de vida. Cuando nuestra espalda no tiene una movilidad y una funcionalidad favorable, además de las desagradables sensaciones que provocan estos dolores, nuestra vida diaria se ve enormemente afectada.

Y la pregunta que nos hacemos todos es ¿Cómo puedo evitar estas dolores? O si estoy sufriéndolas en estos momentos ¿Cómo puedo ponerle remedio?

Posibles causas del dolor de espalda

Lo primero es tener en cuenta la importancia de un orden en la estructura corporal. El cuerpo está unido y se comporta como un todo, por mucho que podemos diferenciar y distinguir las distintas estructuras. Por ello, lo primero que te pido es que observes tu postura corporal global, que hagas memoria y busques situaciones o experiencias que hayan podido repercutir en ella como accidentes, esquinces, dolencias, posturas, etc.

Muchas veces, cuando una persona se tumba en la camilla por un dolor lumbar, terminamos trabajando una rodilla o un tobillo en el que hace años tuvo algún problema. Imagínate que tu rodilla no está bien, pero sigues caminando. El cuerpo tiene que buscar la forma de seguir caminando y evitar el dolor, por lo que genera una compensación estructural, que a la larga se manifiesta en la zona lumbar.

Otra perspectiva importante en cuanto al cuerpo físico es relacionar las estructuras directamente relacionadas, por ejemplo la zona lumbar tiene mucha relación con nuestras extremidades inferiores y la zona cervical con las superiores.

Los mensajes de tu cuerpo

Por otro lado te invito a abrirte a la posibilidad de que este dolor de espalda esté siendo la manifestación a través de nuestro cuerpo, de un desequilibrio en cualquier otro plano. Desequilibrio que bien pudiera ser de origen emocional, por ejemplo está muy relacionada una postura de cierre con estados emocionales de miedo.

Otra posibilidad es que estemos acogiendo responsabilidades o cargas que sentimos que no nos corresponden y nuestra zona de la espalda alta se carga con facilidad.

Un desequilibrio nutricional puede generar tensión en el sistema digestivo y este a su vez influir en la zona lumbar por sus conexiones fasciales o a través de los músculos psoas y diafragma.

Estas son solo algunas de las posibilidades que podemos encontrar, y que yo particularmente he encontrado en distintas personas con las que he trabajado en estos años.

Nunca debemos olvidar la grandiosidad de nuestro cuerpo, su sabiduría más allá de lo que nuestra mente puede siquiera imaginar. Siempre será una magnífica opción tomarte unos minutos para tumbarte, respirar, sentir tu cuerpo y escuchar que mensaje tiene para ti. Atrévete a ir más allá de lo que tu mente quiere o puede comprender, utiliza tu intuición con coherencia, y déjate llevar.

Hemos de tomar consciencia de nuestro cuerpo, o como me gusta decir siempre: sentir más y pensar menos. Trabajar la musculatura para eliminar tensiones retenidas, es un punto de partida muy interesante, y que sin lugar a dudas tiene repercusiones inmediatas y muy favorables en nuestra salud y calidad de vida.

Cada vez existen más estudios científicos que ponen de manifiesto prácticas corporales de conciencia, estiramientos y movimientos suaves como fuente de salud y bienestar corporal.

Algunos datos reveladores

Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE, datos año 2019) cerca de 17,5 millones de personas conviven en España con dolor, lo que se traduce en cuatro de cada diez españoles. El 17 % asegura que el dolor que experimenta es muy leve, frente al 31 % que lo cataloga como leve, el 32 % que lo define como moderado, el 16 % que asegura que es severo y el 4 % que lo define como extremo.

El dolor de espalda crónico lumbar y el dolor de espalda crónico cervical  son los más comunes entre las mujeres, representado el 23,5% y el 21,5% de los casos respectivamente. En el caso de los hombres el dolor de espalda crónico lumbar supone el 15,8 % de los casos.

Además, más de 10,5 millones de españoles aseguran que este dolor les ha supuesto en algún momento una limitación a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana. De ellos cerca de 2 millones afirma que ha estado gravemente limitado y 8,5 millones ha estado limitado, pero no gravemente.

Según refleja la Sociedad Española del Dolor (SED) en el artículo “Costes del tratamiento del dolor versus su no tratamiento. Aproximación a la realidad de Portugal y España” (año 2017) el promedio de días laborales perdidos por dolor en España es de 16,8 al año, siendo el coste económico del dolor crónico en España de 15.000 millones de euros al año.

Según este mismo artículo, la lumbalgia es la principal causa del gasto público, pues hasta el 80% de la población la padece en algún momento a lo largo de su vida. Genera 2 millones de consultas al año en Atención Primaria, y es la causa más frecuente de incapacidad laboral en adultos menores de 50 años, suponiendo una pérdida de 162 millones de euros al año contando únicamente las jornadas no trabajadas por su causa.

El 93% por ciento de los españoles ha sufrido algún tipo de dolor de manera cotidiana en los últimos doce meses. España es uno de los 4 países que presenta los índices más altos de dolor corporal. Concretamente el cuarto, con una incidencia del 71%, solo superado por Portugal, Canadá y Australia.

Además, el 88% de los españoles cree que el dolor impacta en su bienestar general y reduce su calidad de vida. (Datos del estudio mundial “El barómetro del dolor” para el año 2018).

Pasa a la acción

Si tú también convives con frecuentes dolores de espalda, te invito a que no lo asumas como un problema inevitable, al que poner parches temporales (medicamentos, masajes puntuales cuando ya no puedes más…).

El dolor de espalda, como el del resto de nuestro cuerpo, se puede no solo liberar, sino también prevenir, integrando en tu vida prácticas corporales que harán que tu estructura y el conjunto de tu organismo y otros planos se equilibren, permitiéndote así vivir sin el yugo de las tensiones y dolores recurrentes.

¿Te gustaría que compartiese algunos ejercicios para aliviar y prevenir el dolor de espalda? Déjame un comentario, y prepararé un vídeo con ejercicios y tips 🙂

Algunas lecturas interesantes

Por si tienes ganas, tiempo e interés, por aquí te dejo algunos recursos externos que hablan largo y tendido sobre tood esto, desde un enfoque clínico y científico.

Comparte tu experiencia
(Votos: 0 Promedio: 0)

¿Compartes?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts relacionados:

recibe gratis el Ebook 'vivir sin dolor desde la autogestión'


¡el e-book Ya está de camino a tu email!

Gracias por tu interés

Lo recibirás en unos minutos. Si ves que no, comprueba la carpeta de Spam, y recuerda marcarme como remitente seguro, para recibir siempre los contenidos de valor que te iré enviando ;)

¿En qué puedo ayudarte?